Desayuno para Mamá: Carrot Cake saludable y ¡delicioso!

  Cocinar es una de las formas más lindas de dar amor. Una idea buenísima es sorprender a mamá con algo rico hecho por tus propias manos. El Carrot Cake es una torta de origen anglo -se trata, básicamente, de un budín de zanahorias-. Es una receta súper original y muy de

17 octubre, 2014

p1040008-1

 

Cocinar es una de las formas más lindas de dar amor. Una idea buenísima es sorprender a mamá con algo rico hecho por tus propias manos. El Carrot Cake es una torta de origen anglo -se trata, básicamente, de un budín de zanahorias-. Es una receta súper original y muy de moda en los bares y cafés más cancheros de todo el mundo. No te asustes ¡no tiene gusto a ensalada! Es muy dulce, tierna y húmeda y la podés saborizar con especias. Un plus: como es una preparación súper liviana, es ideal para empezar el día. Armá una linda bandeja con un mantel o flores en colores anaranjados, y ¡sorprendé a mamá!

Vas a necesitar:

  • 1 molde de torta de 25 cm o 2 moldes de budín inglés (si querés un solo budín, dividí la receta por la mitad)
  • 2 tazas de Harina
  • 2 cucharaditas de Bicarbonato de Sodio
  • 1 cucharadita de Sal
  • 4 Huevos
  • 1 taza de Azúcar Rubia (si no tenés, podés usar la blanca)
  • 3/4 taza de Azúcar Negra
  • 1 taza de Aceite de Maíz o Girasol
  • 1 cucharadita de Esencia o Extracto de Vainilla
  • 3 tazas de Zanahorias ralladas (aproximadamente 1/2 kg o 4 unidades medianas)
  • 1/2 taza de Nueces picadas gruesas (si te gustan)
  • Especias: dos cucharaditas de canela, media cucharadita de nuez moscada, jengibre, una pizca clavo de olor. Podés usar las que prefieras y suprimir de la receta las que no te gusten
  • Opcional: Ralladura de Naranja o Mandarina

Procedimiento:

  1. Precalentá el horno a 180° (temperatura media)
  2. Enmantecar y enharinar el molde
  3. En un bowl chico, unir los secos: harina, sal, bicarbonato y especias
  4. En un bowl más grande, batir los huevos con los azúcares y la vainilla hasta que la mezcla esté lisa y suave. Con ayuda de un mixer o batidora eléctrica, agregá en forma contínua y en forma de hilo el aceite al batido.
  5. Con la ayuda de una espátula, agregá en 2 o 3 veces los secos al batido con movimientos envolventes
  6. Por último, sumá las zanahorias peladas y ralladas y las nueces picadas, con movimientos envolventes.
  7. Volcá la preparación en el molde y horneá por aproximadamente 40 minutos, o hasta que lo pinches con un palito de brochette y salga limpio.
  8. Dejalo tomar temperatura de ambiente antes de desmoldarlo y cubrilo con un film para que conserve su humedad

Dos opciones de Cobertura:

  1. Si tu budín tiene ralladura de naranja o mandarina, va a quedar espectacular con un glasé de jugo del cítrico que hayas usado, al que le vas a agregar de a poco azúcar impalpable (con ayuda de un tamiz para evitar que se te formen grumitos) hasta que tome la consistencia deseada (tené en cuenta que tiene que quedar un poco líquido para que “resbale” por la torta.
  2. Si no le pusiste ralladura y tu torta solo tiene nueces y especias, probá con una versión de glasé con leche en lugar de jugo, agregá el azúcar impalpable y coco rallado.

 

 

 

FACEBOOK