El amor para siempre EXISTE

Foto:Pinterest El amor para siempre existe Esta es una pregunta que todas nos planteamos muchas veces. ¿Quién no vivió una historia de amor que llegó a su fin, preguntándose si es posible que existe alguna que nunca acabe?. Desde pequeñas, nos venden la idea de nuestra media naranja, como esa persona que nos completará y

8 julio, 2015
Amor para siempre

Amor para siempre

Foto:Pinterest

El amor para siempre existe

Esta es una pregunta que todas nos planteamos muchas veces. ¿Quién no vivió una historia de amor que llegó a su fin, preguntándose si es posible que existe alguna que nunca acabe?. Desde pequeñas, nos venden la idea de nuestra media naranja, como esa persona que nos completará y que nos está esperando en alguna parte, y de la que nunca más nos separaremos. Pero, ¿es esto cierto? ¿O es que el amor siempre se termina?

Podemos tener una idea romántica del amor, como algo incontrolable y misterioso que une a las personas. No obstante, lo que llamamos amor tiene explicación científica. No se sabe por qué nos sentimos atraídas por determinada persona, pero sí que en ese proceso siempre hay un ciclo. El ciclo del amor.

Aunque te resulte extraño oír esta teoría, es algo probado científicamente. Si alguna vez viviste una historia de amor, profunda y duradera, debes saber de qué estamos hablando. En este ciclo, hay tres etapas claras, y cada una de ellas va surgiendo de forma natural.

Las etapas del amor:
La primera etapa es el llamado enamoramiento. Es un período pasajero, en el que se elevan los niveles de dopamina, noradrenalina y serotonina. Esto nos da una sensación de bienestar y de felicidad indescriptibles. Tener, ver y estar con esa persona es lo único que nos interesa en ese momento.

Tras el enamoramiento, viene la etapa de estabilidad: En este punto, baja la pasión, y se establece un mayor compromiso con nuestra pareja. Ya no nos ponemos nerviosas cuando le vemos, y hay mucha más confianza. A muchas personas esto les pesa, pues ya no hay emoción, pero es una etapa en la que disfrutar del cariño, la complicidad y la unión con esa persona.

Por último, si no cuidamos las diferentes caras del amor, nuestra relación puede ir decayendo, ya que ese compromiso o esa unión puede verse fortalecida o rota con los años y el paso del tiempo. La rutina, los problemas, conocer a otras personas u otros factores pueden llevar a la ruptura final, algo que parecía imposible al principio.

¿Tienen fecha de caducidad todas las relaciones? Lo cierto es que no. Amar es mucho más que pasión, pero también mucho más que cariño. Cuando sabemos combinarlo todo en su justa medida, es posible estar para siempre con esa persona especial.

FACEBOOK