Trucos sobre corpiños que toda chica debería saber

Arreglos express y trucos ingeniosos para todos aquellos molestos problemas de brasier

9 diciembre, 2015
Trucos sobre corpiños que toda chica debería saber

Trucos sobre corpiños que toda chica debería saber

Foto:Facebook

Trucos sobre corpiños que toda chica debería saber

En lugar de comprar un corpiño de espalda cruzada, usá una presilla de sostén para prender los breteles temporalmente. Un clip también sirve, en un apuro.

2. ¡No tires los corpiños al lavarropas! En lugar de eso, ponelo en una bola plástica (BraBall) para asegurarte de que mantenga su forma.

3. Para vestidos de espalda baja y tops. Este tipo de prendas son super sexys, pero cuando se asoma el corpiño por sobre el vestido, arruina por completo el look. Si no tenés uno de esos brasieres especiales con un bretel extra que se ajusta alrededor de tu torso ¡Podés armarlo vos! Cortá una tira de elástico del mismo tamaño que tu caja torácica. Después, tomá un extensor de sujetador, cortá y separá los ganchos de los ojales. Coselos uno en cada lado del elástico, aseguranodote de que estén de lados opuestos para que después puedas prenderlos como un corpiño normal. Finalmente, enganchá el extensor de un lado y envolvelo alrededor de tu espalda y de la parte delantera de tu cintura. Cruzalo y prendelo al otra tira del corpiño ¡Mirá el tutorial!

4. Cosé un corpiño viejo en un vestido de espalda baja para tener más soporte. Solamente cortá las tiras y cocelo al cualquier vestido ¡Leé este tutorial!

5. ¿Los breteles te lastiman los hombros? Agregá breteles de silicona debajado de las tiras regulares, esto va a ayudan a alivianar la presión y previene los surcos en la piel. Aunque este es un muy buen consejo para breteles finos que suelen irritarte, si este es un problema que tenés con todos los brasieres, deberías comprar un sostén de calce profesional.

6. Después de lavarlos, dejalos secar al aire en posición horizontal. No los cuelgues, porque eso hace que pierdan la forma y ¡Nunca los pongas en la secadora! El calor hará que el elastico se desgaste más rápidamente.

7. Convertí tu corpiño de tiras en uno strapples que realmente te sujete bien. Tomá una tira y enganchala a la parte posterior del corpiño y hacé lo mismo con la otra del lado opuesto ¡Y listo! Mirá el video.

8. Guardá tus corpiños con las dos tazas abiertas. Nuncas las inviertas dice la experta Linda Becker, dueña de Linda’s Lingerie en NYC y New Jersey. “Haxcelo destruye la fibra del molde, afloja las tazas y acorta el periodo de vida útil del brasier.”

9. Utilizá moleskin (tipo de tela de algodón) para arreglar el aro que te está pinchando. No tenes que comprar un nuevo sujetador si el aro del que tenés comienza a salirse. Comprá un poco de moleskin y pegala al agujero de tu brasier.

10. Protejé tus sostenes en los viajes con un contenedor especial para corpiños ¡Miralo! Este porta brasieres va a conservar los aros y las tazas en perfecta forma.

FACEBOOK